Castellano
VidaCaixa Blog

Cómo ahorrar con el reto de las 52 semanas

Cómo ahorrar con el reto de las 52 semanas

¿Crees que eres capaz de ahorrar durante 52 semanas? Puede parecer un reto gigantesco, todo un año dedicado a crear un pequeño colchón. Sin embargo, no parece tan difícil si la primera semana solo tienes que ahorrar un euro. Y la segunda, solo dos. Es lo que se conoce como el reto de las 52 semanas.



Hay muchos métodos distintos para iniciarse en el hábito del ahorro. Pero pocos son tan sencillos y efectivos como orientarse al ahorro progresivo. Se empieza guardando un euro y a final del año tu cuenta de ahorro suma 1.358 euros. ¿Cómo conseguirlo?

Ahorro semanal

La clave está en ir aumentando la cantidad que, cada semana, se destina al ahorro. La primera semana será un euro, la segunda serán dos, la tercera serán tres… Así, la última semana del año se deben guardar 52 euros. Al final, todas esas pequeñas cantidades sumarán más de 1.300 euros.

Por supuesto, la cantidad inicial puede variar. Si tu objetivo de ahorro anual es mayor que esos 1.358 euros, puedes hacer el reto con más dinero. Por ejemplo, guardar la primera semana 21 euros, la segunda 22…, y cuando termine el año la suma superará los 2.300 euros.

Cómo mantener la motivación

Aguantar el ahorro semanal durante todo el año puede ser un reto para nuestra constancia. Si necesitas algo de ayuda para cumplir con el objetivo, puedes ayudarte de las nuevas tecnologías. Por ejemplo, puedes programar una transferencia bancaria a una cuenta de ahorro todas las semanas. Para los más tradicionales, echar el dinero en una hucha es otra buena opción.

El ahorro progresivo de este método te permite ir interiorizando el hábito con mayor facilidad. El comienzo es sencillo, con poco dinero, y el aumento semanal es pequeño.

Así, cuando termina el año, aunque las cuotas son más grandes, ya lo habrás asumido en tu presupuesto semanal.

Es importante conservar ese dinero en una cuenta de ahorro o en un lugar al que te resulte difícil acceder. Así, evitarás la tentación de gastarlo.



Ahorro progresivo a la inversa

Lo más difícil de este reto consiste en asumir las últimas semanas. Puede ser fácil guardar un puñado de euros, pero quizá es más complicado apartar 40 o 50 euros. Los últimos meses del reto, el ahorro que hay que conseguir ya se sitúa en torno a los 200 euros.

Si crees que te puede costar ir ampliando el dinero, otra variante consiste en hacerlo al contrario: comenzar guardando la cifra más alta e ir reduciéndola. Así, la primera semana apartas 52 euros, la segunda 51, la tercera 50…

De este modo, la parte más difícil del método se supera en las primeras semanas, cuando la motivación es más alta. Al final del año, la cuota será tan pequeña que no te importará echarla a la hucha.

La satisfacción del ahorro

Aunque pueda parecer difícil ahorrar durante 52 semanas, el resultado final te compensará el esfuerzo. Un año después, dispondrás de 1.358 euros para imprevistos, para la jubilación o para tu próximo viaje. ¿Aceptas el reto?

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.