Castellano
VidaCaixa Blog

¿Es obligatorio aportar cada mes al plan de pensiones?

¿Es obligatorio aportar cada mes al plan de pensiones?

Los planes de pensiones son instrumentos muy útiles para asegurarnos la estabilidad económica en el futuro. Sin embargo, existen algunas dudas que conviene resolver para evitar reticencias. El ahorro vía plan de pensiones es sistemático: poco a poco introducimos dinero en esa hucha. Pero, ¿es obligatorio aportar continuamente?

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Las aportaciones al plan de pensiones

Una cuestión básica del funcionamiento de estos instrumentos tiene que ver con las aportaciones. El dinero ahorrado cada cierto tiempo se incorpora en el plan. Así, el capital va engordando y siendo invertido para generar nuevos rendimientos.

Las aportaciones pueden ser periódicas o puntuales. Las primeras permiten tener una mejor planificación. De esta manera estudiamos nuestras posibilidades de ahorro, por ejemplo, con aportaciones mensuales y, en consecuencia, apartamos ese dinero.

Lee también: Ocho claves para el ahorro para el futuro

Las segundas son más irregulares. Así, en el momento en el que disponemos de una cantidad sobrante, podemos decidir ingresarla en el plan de pensiones.

De cara a una mejor gestión del ahorro y en base a nuestras circunstancias personales, puede convenir más una forma u otra de aportar. En todo caso, es bueno saber que no es obligatorio realizar aportaciones.

El cliente es totalmente libre de decidir con qué periodicidad ingresa su ahorro en este instrumento y si quiere, por ejemplo, forzado por las circunstancias, interrumpirlo.

Es una duda extendida que conviene aclarar: aportar no es obligatorio.

Las ventajas de las aportaciones

Puede que nos veamos obligados a interrumpir los ingresos periódicos si tenemos alguna emergencia que socorrer. Es lógico disponer del dinero que ganamos también para el día a día. Pero una vez abierto el plan de pensiones y siempre que se pueda, lo ideal es sistematizar el ahorro, por ejemplo, con aportaciones periódicas.

Además, estas tienen una serie de ventajas fiscales nada desdeñables. Así, es posible deducir hasta 8.000 euros anuales como máximo al año en el IRPF. Esa deducción también existe hasta el límite de 2.500 euros para aportaciones al plan de pensiones del cónyuge.

Lee también: Ventajas fiscales de los planes de pensiones

Por tanto, recordemos lo siguiente: las aportaciones mensuales no son obligatorias, pero sí son una buena y muy recomendable forma de ahorrar. Esa flexibilidad permite que podamos afrontar con comodidad eventuales problemas sin abandonar este instrumento.

Dejar de aportar y rescatar el plan

Una cosa son los problemas puntuales, la decisión de ahorrar de forma esporádica en vez de hacerlo con aportaciones periódicas, y otra es la imposibilidad de ahorrar por alguna circunstancia sobrevenida.

Esa circunstancia nos puede llevar incluso a tener que disponer del dinero. Para ello está previsto que el plan de pensiones se pueda rescatar no solo en caso de jubilación, sino también en otros supuestos como el desempleo de larga duración, la incapacidad permanente, la dependencia o una ejecución hipotecaria.

Además, una reciente reforma legislativa permite rescatar el plan de pensiones (o parte de él) a partir de los diez años de vigencia.

Lee también: ¿Cómo rescatar los planes de pensiones a los 10 años?

Así, despejadas las dudas, veremos todavía más ventajas en este tipo de instrumentos de ahorro: flexibilidad y garantía de futuro.

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.