Castellano
VidaCaixa Blog

Autónomos y declaración de la renta

Autónomos y declaración de la renta

Los trabajadores autónomos también deben presentar la declaración de la renta en el plazo marcado por la Agencia Tributaria, que en la campaña de 2017-2018 empieza el 4 de abril y termina el 2 de julio.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Por el simple hecho de estar dado de alta como trabajador autónomo –y si se han facturado más de 500 euros anuales, que suele ser lo habitual– ya se está obligado a rendir cuentas con Hacienda.

¿Cómo hacer la declaración de la renta si eres autónomo?

Los trabajadores autónomos, como los trabajadores por cuenta ajena, cuentan con un borrador para presentar el IRPF. En la actualidad el trámite se ha simplificado mucho y es posible hacerlo de forma online, a través de la web o la app de la Agencia Tributaria.

  • Nueva app móvil: en funcionamiento desde el 15 de marzo para la consulta de los datos fiscales y el estado de la declaración. No permite modificaciones respecto al borrador, por lo que está reservada a las declaraciones más sencillas, las de aproximadamente 4,8 millones de contribuyentes. Para el resto hay que visitar Renta Web.
  • Plan Le Llamamos. Plan de atención telefónica previa cita para concretar con Hacienda el día y la hora para recibir la llamada. Las citas se conceden en franjas de 15 minutos desde las 9:00 hasta las 20:30 horas. En la página web de la Agencia Tributaria se informa de los beneficiarios de este servicio.

Además, si interesa, como cada año, se puede pedir cita previa para poder hacer este trámite con la Administración, acompañado de un funcionario experto en la materia.

Otros datos a tener en cuenta

Es importante recordar que las aportaciones hasta los 8.000 euros de los planes de pensiones reducen nuestros rendimientos del trabajo. Esta rebaja es una de las ventajas fiscales de esta herramienta de ahorro a largo plazo que puede ayudarnos a que el tramo de IRPF por el que debemos pagar sea inferior.

Como el IRPF es un impuesto progresivo, quien más dinero gana más deberá abonar a Hacienda. De este modo, los tramos de este impuesto, que actualmente son cinco, quedan del siguiente modo:

De 0 a 12.450 € – 19%

De 12.451 a 20.200 € – 24%

De 20.201 a 35.200 € – 30%

De 35.201 a 60.000 € – 37%

Más de 60.001 € – 45%

Es muy recomendable para todos los autónomos realizar una lectura calmada y detenida de todos los datos que aparecen en la declaración, especialmente si a lo largo del ejercicio ha existido algún tipo de cambio en la situación laboral que será relevante en la declaración de la renta. En este sentido se aconseja tener a mano los IRPF de años anteriores con el fin de poder comprobar la información y detectar aquellos cambios que pueden ser beneficiosos para los intereses del propio contribuyente.

Los autónomos han de tener en cuenta también la llamada estimación directa, una fórmula para determinar el beneficio obtenido durante un ejercicio fiscal, que se basa en la diferencia entre los ingresos y los gastos fiscalmente deducibles. Por esta razón conviene guardar las facturas y completar los libros de facturas emitidas y recibidas.

Existe también para los autónomos la opción de tributar por módulos, que son los que  marca la normativa en función de los parámetros de la actividad del profesional para calcular los rendimientos netos. Sólo aquellas personas que estén encuadradas en la estimación directa podrán computar ingresos y deducirse gastos.

¿Qué ingresos se computan en la declaración de renta de los autónomos?

  • Ingresos de explotación: Aquellos obtenidos por la realización de la actividad por la que nos hemos dado de alta en el modelo 037.
  • Otros ingresos: Subvenciones para el desarrollo de la actividad o para financiar la adquisición de bienes o indemnizaciones de seguros.
  • Autoconsumos de bienes y servicios: Entregas de bienes o prestaciones de servicios para el titular o su familia o para terceros de forma gratuita.
  • Transmisión de elementos patrimoniales: Ganancia obtenida por la venta de un elemento vinculado a la actividad.

¿Qué gastos se pueden deducir de la declaración de renta de los autónomos?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que a nivel fiscal no todos los gastos son deducibles.

Los gastos que sí se pueden deducir son:

  • Consumos de explotación: los que se realizan para llevar a cabo la actividad profesional.
  • Sueldos y salarios: aquí se cuentan tanto el propio como el de otros.
  • Seguridad social: la propia y la de empleados.
  • Otros gastos de personal: aportaciones a planes de pensiones.
  • Arrendamientos y cánones del inmueble donde se realice la actividad.
  • Servicios de profesionales independientes necesarios para desarrollar la actividad.
  • Tributos fiscalmente deducibles (tasa de basuras, IBI…).
  • Gastos financieros (gastos bancarios).
  • Pérdidas por deterioro del valor de los elementos patrimoniales.
  • Otros gastos fiscalmente deducibles: Primas de seguro de enfermedad que satisfaga el contribuyente.
  • Provisiones: En la estimación directa simplificada es posible deducir como gastos de difícil justificación un 5% de la diferencia entre ingresos y gastos, siempre que no supere los 2.000 euros.

¿Qué documentos necesita un autónomo para su declaración?

Son hasta ocho los documentos que pueden presentarse en la declaración de la renta que realice un trabajador por cuenta propia:

  • Los certificados fiscales de los bancos.
  • El DNI del trabajador. Si se hace declaración conjunta, también el del/de la cónyuge.
  • ¿Tienes un plan de pensiones? Pues deberás llevar el certificado que justifique las aportaciones que has realizado.
  • Los recibos de la contribución si se es propietario de una vivienda o el contrato de arrendamiento si se vive de alquiler.
  • ¿Has realizado la compraventa de un inmueble? En caso afirmativo, ten a mano las escrituras para tu declaración.
  • Si has aportado dinero a entidades de tipo social debes presentar el certificado de donaciones.
  • Todas las declaraciones trimestrales del IVA.
  • El detalle de ingresos y gastos que se hayan producido a lo largo del ejercicio.

Con toda esta información es posible realizar correctamente la declaración de la renta si el contribuyente es un trabajador autónomo. En cualquier caso, si así se estima conveniente, también es posible solicitar cita previa para recibir asesoramiento desde la Agencia Tributaria.

Más información:

El ahorro de los autónomos de cara a la jubilación

Todas las claves sobre la ayuda familiar para los trabajadores autónomos

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

  • Maria Luz Caballero 6 octubre, 2017 a las 9:42

    Buenos dias. Hay alguien de mi banco que pueda ayudarme con las declaraciones de renta. Gracias

    • Vidacaixa 10 octubre, 2017 a las 15:38

      Hola Maria Luz,eso depende de cada banco.  Tendrías que preguntarlo, hay bancos que dan este servicio y otros que no.

  • jose luis 6 junio, 2017 a las 13:16

    Soy carpintero autonomo sin empleados .puedo declarar la comida y cena que hago en restaurante .como gastos en la declaracion de la renta anual

    • VidaCaixa 6 junio, 2017 a las 16:52

      Hola José Luis. Te emplazamos a ponerte en contacto con Hacienda para resolver esta duda.

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.