Castellano
VidaCaixa Blog

Cinco falsos mitos sobre la jubilación (parte 2)

Cinco falsos mitos sobre la jubilación (parte 2)

Llegados al momento de la jubilación nos surgen infinidad de dudas. ¿Podré vivir con lo que he ahorrado? ¿Qué pasa si no me llega con lo que recibo del Estado? ¿Podré llevar a cabo los planes que siempre he soñado? Pensar en la jubilación no tiene edad. Eso sí, cuanto antes empieces más tendrás ahorrado para esta nueva etapa.

En este sentido, existen algunas ideas preconcebidas acerca de su funcionamiento que no se ajustan a la realidad. En el mes de mayo desvelamos en Vidacaixa algunos mitos sobre la edad de jubilación, el tipo de trabajo que se puede llevar a cabo y las actividades recomendadas para este nuevo tiempo libre disponible.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Aunque los planes de pensiones son seguramente los vehículos de ahorro más conocidos para la jubilación, estos no se libran de algunas ideas erróneas:

1. “Los planes de pensiones invierten en activos arriesgados”: Depende del tipo de plan que tengas. Los que se contratan para ahorradores con amplio horizonte hasta la jubilación sí invierten en activos arriesgados, de este modo pueden optar a mayores rentabilidades. Existen, además, planes que no invierten en este tipo de activos y están destinados sobre todo a personas que tienen la jubilación a pocos años vista. No obstante, el mercado ofrece también planes mixtos que se ajustan a las expectativas del cliente.

2. “Cuando fallezca el titular del contrato perderemos el dinero”: El patrimonio ahorrado no se pierde, se transmite a los beneficiarios que establezca la persona que contrata el plan. En el caso que el titular no haya especificado a nadie –siempre y cuando se establezca en las especificaciones del plan-, podrán ser sus descendientes, viudos o testamentarios quienes reciban el importe.

3. “Los planes de pensiones no dan rentabilidad”: Los planes de pensiones no ofrecen rentabilidad pactada de antemano. No obstante, existen algunos –como los garantizados– que sí la incluyen. Eso sí, el riesgo asumido es mayor y es muy recomendable para aquellos planes que tienen por delante más de 25 años para ahorrar. Si tienes poco tiempo para ahorrar, deberás enfocar tu ahorro a no asumir riesgos y consolidarlo.

4. “Contratar un plan de este tipo solo sirve para pagar caprichos futuros”: La jubilación supone para muchos trabajadores una reducción de ingresos respecto a su etapa como trabajadores activos. El ingreso que recibirás de la pensión pública es menor a tu último salario. Por eso, para mantener tu nivel de vida y poder disfrutar de esta nueva etapa vale la pena reforzar los ingresos públicos con una cuantía de tu plan de pensiones privado. Los expertos ya lo están recomendando.

5. “Un plan de pensiones no se puede rescatar”: Desde el 1 de enero de 2015 sí se pueden rescatar, pero solo en algunos casos. Podrás rescatarlo a los diez años de haberlo contratado, sin necesidad de estar jubilado. Además, puedes adelantar la disposición de tu plan en las siguientes situaciones: incapacidad, fallecimiento del titular, situación de dependencia severa o gran dependencia. Además, existen otros tres supuestos excepcionales: desempleo de más de 12 meses, desahucio de la vivienda habitual o enfermedad grave.

Tener las respuestas de un experto ante las dudas que nos puedan surgir antes o durante el momento de la jubilación es clave para vivir más tranquilamente esta nueva etapa. En VidaCaixa tenemos disponibles algunos asesores que te ayudarán con cualquier duda que te pueda surgir al contratar tu plan.

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.