Castellano
VidaCaixa Blog

Cómo aprovechar las rebajas: los productos ahorro

Cómo aprovechar las rebajas: los productos ahorro

Ya la tenemos aquí. La cuesta de enero es uno de los momentos más temidos por nuestros bolsillos. Cada año se repite la misma historia: derroches en Navidad y estrecheces en año nuevo.

“A menudo es un problema de mala planificación”, explica el profesor de Economía y titular de la Cátedra ‘la Caixa’ de Responsabilidad Social de la Empresa y Gobierno Corporativo del IESE, Antonio Argandoña. “Esa planificación empieza reconociendo los límites del gasto al que podemos hacer frente, independientemente de que en Navidad sea costumbre gastar más, o de que los demás estén gastando más”, añade. “Esto vale para todo el año”.

Las rebajas pueden ser una buena ocasión para mejorar nuestra planificación económica. “Probablemente no hace falta comprar las cortinas nuevas el 10 de diciembre y se pueden dejar para el 10 de enero”, apunta Argandoña. “Los juguetes de los niños no se pueden dejar para febrero, pero sí se pueden comprar en septiembre, antes de que los precios suban”.

Si bien es cierto que las rebajas cada vez están menos marcadas en días concretos del calendario y que proliferan las ofertas y promociones en cualquier momento del año, los descuentos de enero pueden ser un soplo de aire fresco en plena cuesta y, en especial, si aprovechamos las rebajas de algunos productos en concreto. Y es que las rebajas son un buen momento para adquirir productos que aportarán un ahorro importante a lo largo del tiempo.

Moda, la reina de los descuentos

La ropa, los zapatos, los complementos… es aquí donde se encuentran las mejores ofertas. La razón es simple: la estacionalidad. En moda, lo que no se vende en temporada es muy difícil de vender luego, es por esto que podemos llegar a ver descuentos del 30%, 40% y 50%.

En el momento de la compra no sólo hay que pensar en este año, sino que también en el que viene, por ejemplo en el caso de los niños. Si compras ropa para el invierno que viene, es decir, unas tallas más grandes, después del verano no tendrás la necesidad de comprar prendas que sin duda estarán a un precio mayor al que ahora puedes encontrar en las tiendas.

Lo mismo ocurre en las personas mayores. Si crees que el abrigo que ahora llevas puesto no aguantará hasta el próximo invierno, aprovecha las rebajas de enero para comprarte uno nuevo. O vaqueros, americanas, camisas blancas, pantalones negros… prendas básicas que siempre hacen falta en el fondo del armario.

Por otra parte, también es una buena oportunidad para comprar ropa de fiesta, tal y como apunta Rosario Santa María, redactora de belleza y directora del Blog “Los vecinos de Mareva”. Este consejo hay que tenerlo muy en cuenta  sobre todo si hay previsto algún acontecimiento especial como pueden ser bodas y comuniones.

Tecnología, ¿por qué no esperar?

Si esperamos para comprar ropa, ¿por qué no esperar también para comprar tecnología? Es cierto que venimos de dos citas con las ofertas en mayúsculas: el Black Friday y el Cyber Monday, ideas importadas de los Estados Unidos que empiezan a concentrar gran parte del comercio online anual en España, pero de todos modos durante las rebajas de enero podremos encontrar aún más oportunidades. Tablets, smartphones, PC, reproductores de música… Todos ellos forman parte ya de nuestro día a día. ¿Funcionan bien? Ahora no es el momento de esperar a que se estropeen, sino de ser previsor y renovar el aparato si crees que le queda poco de vida.

Electrodomésticos, más allá de un buen precio

Las rebajas pueden ser un muy buen momento para jubilar esa lavadora escandalosa o ese horno que se cae a trozos. Pero, ¡alerta!, en lo que a electrodomésticos se refiere, no hay que dejarse llevar solo por un buen precio porque se puede salir perdiendo. Es muy importante verificar la calidad del aparato porque de ella depende el gasto energético que generará. Es por ello que hay que tener muy en cuenta la Etiqueta Energética del electrodoméstico que informa de Informa de los valores de consumo. Los datos hablan por sí solos; por ejemplo un frigorífico clase A+++ puede consumir un 80% menos de energía que uno de clase D aproximadamente.

Ante todo, sentido común                                                               

Tanto si aprovechas las rebajas para renovar el fondo de armario como si te planteas invertir en un nuevo televisor, no olvides algunos consejos del manual básico para convertir las rebajas en una oportunidad y no en un derroche irracional: comprar solo lo que le haga falta, comparar precios y no confundir rebajas con saldos o liquidaciones. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)  ofrece otros consejos para evitar dolores de cabeza y detalla las obligaciones de los establecimientos estos días.

Así, pues, tal y como indicaba Argandoña, la planificación y previsión son las claves para  conseguir que el próximo año la cuesta de enero no sea tanta cuesta.

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.