Castellano
VidaCaixa Blog

Deducciones fiscales en la declaración de la renta

Deducciones fiscales en la declaración de la renta

La campaña de declaración de la renta sobre el ejercicio 2018 ya está en marcha y viene con algunas novedades que pueden suponer una reducción en la factura fiscal. Conviene tener en cuenta todas las deducciones a las que se puede tener derecho y verificar si se aplican en la declaración todos los beneficios fiscales.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Es posible reducir la base imponible general aplicando estas reducciones:

  • Reducción por tributación conjunta.

  • Reducciones por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social.

  • Reducciones por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad.

  • Reducciones por aportaciones a patrimonios protegidos de las personas con discapacidad.

  • Reducciones por pensiones compensatorias y anualidades por alimentos.

  • Reducción por aportaciones a mutualidades de previsión social de deportistas profesionales.

Las nuevas deducciones en la declaración de la renta 2018

Las principales novedades en materia de deducciones en la declaración de la renta 2018 son las siguientes:

Planes de pensiones y similares

Las aportaciones y contribuciones a los siguientes sistemas de previsión social también reducen la base imponible general:

  • Planes de pensiones.
  • Mutualidades de previsión social.
  • Planes de previsión asegurados.
  • Planes de previsión social empresarial.
  • Primas satisfechas a seguros privados que cubran exclusivamente el riesgo de dependencia severa o gran dependencia. Desde el ejercicio 2013 también darán derecho a reducción las contribuciones empresariales a seguros colectivos de dependencia.

El límite fiscal conjunto de reducción por aportaciones y contribuciones es el siguiente:

  • El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.
  • 8.000 euros anuales. Además, 5.000 euros anuales para las primas a seguros colectivos de dependencia satisfechas por la empresa.

Además de las reducciones anteriores, los contribuyentes cuyo cónyuge no obtenga rendimientos del trabajo ni de actividades económicas o los obtenga en cuantía inferior a 8.000 euros anuales, podrán reducir de la base imponible general las aportaciones realizadas a los sistemas de previsión antes citados de los que sea partícipe, mutualista o titular dicho cónyuge, con el límite máximo de 2.500 euros anuales, sin que esta reducción pueda generar una base liquidable negativa.

Cabe recordar que este año el Gobierno ha dado luz verde a la opción de poder rescatar el plan de pensiones con total normalidad al cabo de 10 años, sin esperar a la jubilación ni encontrarse en otros supuestos que permiten el rescate anticipado. El rescate al cabo de 10 años se permitirá, eso sí, solo para el ahorro acumulado hasta el 31 de diciembre de 2014, de modo que comenzará a ser efectivo en 2025. Lo aportado a partir de 2015 solo podrá rescatarse pasados 10 años.

Deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación

Con efectos desde el 1 de enero de 2018, los contribuyentes podrán deducirse el 30% (con anterioridad el porcentaje de deducción era el 20%) de las cantidades satisfechas en el período por la suscripción de acciones o participaciones en empresas de nueva o reciente creación que cumplan los requisitos. La base máxima de deducción será de 60.000 euros anuales (la base máxima anterior era de 50.000 euros anuales) y estará formada por el valor de adquisición de las acciones y participaciones suscritas.

Deducción por rentas obtenidas en Ceuta y Melilla

Se eleva el porcentaje de la deducción al 60% (con anterioridad el porcentaje era el 50%).

Deducción por maternidad

Se incrementa en 1.000 euros adicionales la deducción por maternidad cuando el contribuyente que tenga derecho a la misma satisfaga gastos de custodia en guardería o centros de educación infantil autorizados por hijo menor de tres años.

Deducciones por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo

Desde el 5 de julio de 2018, se incrementa el importe de la deducción hasta en 600 euros anuales por cada uno de los hijos que formen parte de la familia numerosa que exceda del número mínimo de hijos exigido para que dicha familia haya adquirido la condición de familia numerosa de categoría general o especial.

También se incluye un nuevo supuesto al que será aplicable la deducción: por el cónyuge no separado legalmente con discapacidad, siempre que no tenga rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 euros, hasta 1.200 euros anuales.

Deducción aplicable a las unidades familiares formadas por residentes fiscales en Estados miembros de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo

Nueva deducción sobre la cuota a favor de aquellos contribuyentes cuyos restantes miembros de la unidad familiar residan en otro Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, lo que les impide presentar declaración conjunta. Mediante esta deducción se equipara la cuota a pagar a la que hubiera sido soportada en el caso de que todos los miembros de la unidad familiar hubieran sido residentes fiscales en España.

Modificación de la deducción por inversiones en producciones cinematográficas, series audiovisuales y espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales

Se incorporan nuevas obligaciones a los productores que se acojan a este incentivo fiscal, que pueden consultarse en la AEAT.

Además, también puedes aplicar deducciones generales en la renta en los siguientes capítulos:

Compra de vivienda

La deducción por la compra de vivienda habitual quedó eliminada definitivamente para quienes comprasen su casa a partir de 2013. De todos modos, continúa vigente para aquellos que compraron su vivienda con anterioridad a esa fecha y siguen pagando hipoteca. En este caso, podrán deducirse en su declaración de la renta el 15% de lo pagado, con un límite de 9.040 euros. Es decir, la rebaja máxima en la cuota del IRPF será de 1.356 euros.

Pagos en especie

Si el contribuyente pactó pagos en especie con la empresa, pueden aplicarse también deducciones. Conceptos como el cheque transporte, el cheque restaurante, el seguro médico y los gastos de guardería puede asumirlos la empresa en favor del empleado, al que se le descontará de la nómina y esto posibilitará que pague menos rentas del trabajo.

Si la empresa contrata un seguro médico para el trabajador, éste puede extender la cobertura a su cónyuge e hijos y beneficiarse de una exención de 500 euros por cada persona asegurada, 1.500 euros para los miembros discapacitados de la familia.

También es importante saber que si el vehículo de empresa es energéticamente eficiente es posible beneficiarse de una reducción del 30% en dicha retribución en especie.

Este tipo de salario no podrá ser nunca superior al 30% del total del salario y, además, el salario en dinero no podrá ser nunca inferior al salario mínimo interprofesional.

Donativos a las ONG

Los donativos a ONG también tienen un beneficio fiscal. Dan derecho a la deducción los donativos, donaciones y aportaciones realizados por el contribuyente a cualquier entidad con la forma jurídica de Fundación o Asociación. El contribuyente podrá deducirse de la cuota íntegra de su declaración de la renta el 75% sobre los primeros 150 euros donados, considerando el total aportado a una o varias ONG. Lo que exceda de esos 150 euros disfruta de una deducción del 30%. Y en caso de que el contribuyente haya realizado una aportación igual o superior a la de los dos años anteriores a una misma ONG, ese porcentaje sube del 30% al 35%, de modo que se premia la fidelidad en el tiempo de los donativos. Este beneficio fiscal tiene un tope y el contribuyente no podrá deducirse por donativos más del 10% de la base liquidable. Por lo que exceda no podrá aplicarse la deducción.

El contribuyente que realice donativos o donaciones a las siguientes entidades también podrá deducirse en su declaración:

  • Fundaciones y asociaciones declaradas de utilidad pública.

  • Delegaciones de fundaciones extranjeras inscritas en el Registro de Fundaciones.

  • Federaciones deportivas españolas y Autonómicas.

  • El Comité Olímpico Español y el Paralímpico.

  • Federaciones y asociaciones sin ánimo de lucro de las entidades anteriores.

  • El Estado. Las Comunidades Autónomas.

  • Las Entidades Locales.

  • Los Organismos autónomos del Estado y las análogas de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales.

  • Las universidades y colegios mayores públicos.

  • El Instituto Cervantes.

  • El Ramon Llull y el resto de instituciones con objetivos similares con lengua oficial propia.

  • Los Organismos Públicos de Investigación que dependan de la Administración General del Estado.

  • La Obra Pía de los Santos Lugares.

  • Los consorcios Casa de América, de Asia.

  • El ‘Institut Europeu de la Casa de la Mediterrània’ y el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

  • Fundaciones de entidades religiosas inscritas en el Registro de Entidades Religiosas sin fines lucrativos, así como las entidades de la Iglesia Católica que cumplan los requisitos recogidos en los artículos IV y V del Acuerdo sobre Asuntos Económicos.

  • El Instituto de España y las Reales Academias que integra y las análogas en las Comunidades Autónomas. Museos como el del Prado y el Reina Sofía.

Cambios en la situación familiar y personal

Un hijo a cargo es un menor de 25 años que convive con los padres y que no tiene rentas superiores a 8.000 euros, o bien es mayor de 25 años con una minusvalía superior al 33%.

Con el primer hijo, el mínimo personal y familiar asciende a 2.400 euros; en el caso del segundo, se incrementa hasta los 2.700 euros; con el tercero –familia numerosa de primera categoría–, 4.000 euros, y a partir del cuarto, 4.500 euros. Además, hasta que el menor cumpla los 3 años, a estas cantidades hay que sumarles 800 euros adicionales. Las madres trabajadoras pueden recibir 1.200 euros anuales hasta que el niño cumpla tres años, una ayuda que puede cobrarse de golpe o en 100 euros mensuales.

¿Quién tiene la obligación de realizar la declaración de la renta?

Están obligados a declarar todos los contribuyentes personas físicas residentes en España, excepto:

  • Si ganas menos de 22.000 € anuales. Tienes que tener en cuenta que en el caso de que tuvieras más de un pagador y tus ingresos anuales hayan sido inferiores a 22.000 euros no tendrás que declarar, siempre que la suma de dinero que hayas cobrado del resto de pagadores no sea superior a 1.500 euros anuales.

  • Si cobras pensiones o algún tipo de prestación que no supere los 22.000 euros tampoco estás obligado a hacer la declaración, siempre que los rendimientos del trabajo que percibiste hayan sido: pensiones de regímenes públicos de la Seguridad Social; prestaciones de mutualidades generales de funcionarios, colegios de huérfanos u otras entidades similares; prestaciones derivadas de planes de pensiones; prestaciones percibidas de un seguro que hayas contratado con una mutualidad de previsión social; prestaciones de planes de previsión social empresarial; prestaciones de jubilación o invalidez que hayas percibido de un contrato de seguro colectivo, o prestaciones de planes de previsión asegurados o de seguros de dependencia. Sin embargo, existe una excepción: si tu salario durante 2013 se situó entre 11.200 euros y 22.000 euros, estás obligado a hacer la declaración de la renta en tres casos: si habiendo tenido varios pagadores, la suma del dinero que has cobrado del segundo y sucesivos supera los 1.500 € anuales; si cobras pensiones compensatorias de tu pareja o anualidades por alimentos que no estén exentas de IRPF, o si tu pagador no efectúa ninguna retención sobre tu sueldo.

  • Si tus ingresos se deben únicamente a rendimientos de capital mobiliario o de ganancias patrimoniales no estás obligado a hacer la declaración de la renta, sólo si la suma de ambas cantidades no pasa de 1.600 euros y ambos rendimientos han estado sujetos a retención.

¿Hasta cuándo puedo presentar mi declaración de la renta?

Éstas son las principales fechas de la campaña de la renta del 2018:

  • 1 de abril: Inicio de solicitudes de cita previa con la Agencia Tributaria.

  • 2 de abril: Se puede empezar a presentar online la declaración de la Renta 2018.

  • 14 de mayo: Fecha en la que se puede empezar a acudir presencialmente a las oficinas de la Agencia Tributaria para presentar la declaración de la Renta 2018.

  • 26 de junio: Finaliza el plazo para presentar las declaraciones de la renta con domiciliación bancaria y resultado a ingresar.

  • 1 de julio: Expira el plazo para presentar la declaración de la renta.

Más información:

¿Cómo hacer la declaración de la Renta?

¿Cómo se declara el fondo de pensiones en la declaración de la renta?

Todo lo que deben saber los autónomos al presentar la declaración de la renta

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

  • Ana 7 abril, 2019 a las 9:01

    Si tienes seguro de vida de la caixa que pago 6e al mes.desgrava en hacienda?

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.