Castellano
VidaCaixa Blog

El profesor James Vaupel y el optimismo demográfico: “Cada día ganamos seis horas más de vida”

El profesor James Vaupel y el optimismo demográfico: “Cada día ganamos seis horas más de vida”

“La mayoría de los niños nacidos tras el año 2000 en los países desarrollados llegarán a cumplir 100 años en el siglo XXII”. “Sé que es difícil de creer pero no hay límites para la esperanza de vida del ser humano”. “Los hombres suelen morir antes que las mujeres porque no se cuidan demasiado bien. Las mujeres acuden al médico más a menudo que los hombres”.

Cualquiera de estas tres frases provoca ineludiblemente unos ojos bien abiertos y un arqueo de cejas contundente. No son afirmaciones cazadas al vuelo en la tertulia de un café. Estas declaraciones han sido pronunciadas por la misma persona, el profesor estadounidense James W. Vaupel, científico de la demografía, máximo experto en envejecimiento, biodemografía, y demografía formal, padre de la teoría de la plasticidad en la longevidad y una de las principales voces del llamado optimismo demográfico.

Vaupel es el director fundador del del Instituto Max Planck de Investigación Demográfica de Rostock, en Alemania. Sus investigaciones han trascendido el campo de la demografía. Ha ayudado a revolucionar los límites estadísticos gracias a su enfoque multidisciplinario que incorpora la biología humana y no humana, las matemáticas, la genética y las políticas públicas. Sus hallazgos han provocado extensos debates y han logrado cambiar la percepción en el campo demográfico que existe en relación al envejecimiento. “Me veo como un biólogo matemático”, asegura el profesor Vaupel en un perfil realizado en la prestigiosa revista médica británica The Lancet.

¿Y por qué Vaupel es tan revolucionario? A lo largo de sus años de investigación ha logrado establecer, después de estudiar y analizar millones de datos y series demográficas en todos los países del mundo, que desde mediados del siglo XIX el ser humano ha conseguido aumentar la esperanza de vida a un ritmo de tres meses por año. O dicho en otros términos, cada día ganamos seis horas más de vida y cada 40 años aumentamos casi en una década la esperanza de vida.

En opinión del profesor Vaupel, en la actualidad una persona de 78 años puede tener un estado de salud equivalente al que medio siglo atrás tenía alguien de 68. “Y dentro de 50 años más, una persona de 80 tendrá una salud como alguien hoy de 50 o 60 años”, señala.

En España entre 1992 y 2012, la esperanza de vida de los hombres ha pasado de 73,9 a 79,4 años y la de las mujeres de 81,2 a 85,1 años, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). La media es de 82,2, sólo unas décimas por debajo de Japón, líder mundial seguido por Francia.

¿Y a qué se debe este aumento de la esperanza de vida? Además de una cuestión estadística -hay menos mortalidad infantil y la gente vive más- cuestiones médicas, tecnológicas y sociales acompañan esta subida. “El progreso biomédico es muy impresionante. Ahora empezamos a entender el cáncer, enfermedades del corazón, el Alzheimer. Con modelos animales estamos empezando a entender cómo retrasar el envejecimiento en sí”, expone el profesor en The New York Times.

Además también se están tomando medidas en los accidentes, de tráfico o laborales, principal causa de muerte entre los jóvenes. Con todo, Vaupel alerta en una entrevista en El Mundo: “La obesidad se está convirtiendo en un problema muy serio, así como la diabetes”

¿Qué puede suponer en términos sociales este posible aumento de la esperanza de vida? En línea con lo expuesto en el blog de VidaCaixa por el profesor de la Universidad Internacional de La Rioja, Juan Manuel García González, una de las principales consecuencias que se desprenden a nivel social es que la gente va a tener que trabajar más años. Y en relación a las pensiones, y en concreto en España, Vaupel sostiene que dado que suponen una fuente de ingresos para la gente joven, porque los más mayores usan ese dinero para ayudarles, los políticos deberían tener esto muy en cuenta cuando se plantean reformar el sistema de pensiones.

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.