Castellano
VidaCaixa Blog

Los tres hombres más ricos del mundo y las claves que los han convertido en millonarios

Los tres hombres más ricos del mundo y las claves que los han convertido en millonarios

Bill Gates, fundador de Microsoft; Amancio Ortega, propietario de Inditex, y Warren Buffett, inversor estadounidense, son los tres hombres más ricos del mundo, según el ranking de la revista Forbes. Sus trayectorias profesionales y personales son admiradas por muchos a nivel global. Su éxito marca un hito sin precedentes en la historia de la humanidad, siendo los primeros empresarios globales capaces de acumular fortunas que en ocasiones superan el Producto Interior Bruto (PIB) de algunos países. Todos ellos forjaron su éxito al margen de sus familias. Están donde están gracias a su talento, su esfuerzo y su trabajo.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Periódicos, revistas, libros y programas de televisión y de radio han relatado sus vidas en numerosas ocasiones. En el blog de VidaCaixa, en el post Diez cosas que hacen las personas que han ganado mucho dinero (y que tú también puedes hacer), dimos algunas pistas sobre buenos hábitos que han llevado a muchos empresarios hasta su éxito. Hoy proponemos centrarnos en los tres hombres más ricos del mundo. En cómo sus casos personales pueden enseñarnos caminos y maneras de pensar que pueden ser útiles para nuestro día a día y para nuestros planes de futuro.

Bill Gates

Con 60 años, Bill Gates, el cofundador de Microsoft, la todavía empresa de software más potente del planeta, creadora del sistema operativo Windows, el más usado a nivel global, cuenta en la actualidad con una fortuna estimada de 75.000 millones de dólares, según Forbes. Esta cifra es superior al PIB de Honduras, Panamá o El Salvador, por citar tres países. En numerosas ocasiones Gates ha relatado cómo logró un éxito de tal magnitud. Sus consejos pueden resumirse en tres:

  • Pensar siempre que vas a tener éxito: El cocreador de Microsoft no dudó nunca de su triunfo en el mundo empresarial. Tenía una idea y se esforzó al máximo en desarrollarla y hacerla realidad, que es lo más importante. La ambición bien entendida aupó a su compañía hasta los puestos más elevados del planeta.
  • Compromiso absoluto con el cliente: Si algo siempre ha señalado Gates es que Microsoft se debe única y exclusivamente a sus usuarios. En los inicios, la compañía tomó la decisión de llegar a todo lo que prometían, incluso si de entrada parecía una empresa imposible, aunque ello supusiera tener que forzar un poco la máquina y no dormir durante días.
  • Rodearse de los mejores: Otro de los aspectos que siempre destaca el filántropo de Seattle es que buena parte del éxito de Microsoft se debe a que con los años supo rodearse de los mejores, de los que les proporcionaban las mejores ideas para seguir desarrollando un producto que hoy en día continúa siendo un éxito a nivel global.

Amancio Ortega

Hace 79 años nació en Busdongo, León, el hombre más rico de España y la segunda fortuna a nivel mundial, estimada en 67.000 millones de dólares, según Forbes. Creador del imperio Inditex, que cuenta con marcas de reconocido prestigio global como Zara, Massimo Dutti, Pull&Bear, Bershka y Oysho, Ortega es un hombre que no se ha prodigado mucho en los medios de comunicación. De hecho, existen pocas imágenes del empresario, al que durante muchos años la inmensa mayoría no sabía ponerle cara. Además de sus empresas de moda, ahora, a través de la compañía inmobiliaria Pontegadea, está adquiriendo algunos de los inmuebles mejor situados en diferentes capitales mundiales. ¿Qué claves le han llevado al éxito?

  • Innovación constante: Lo que hoy parece algo muy normal, hace años no lo era. Amancio Ortega quiso que todo el mundo vistiera a la moda a un precio asequible y lo logró. Innovó en materiales, en diseños, en ubicaciones de sus tiendas, en cuestiones como la publicidad (que no hacía), en los precios del producto… Cogió algo que parecía ya hecho y lo reinventó desde un mundo preglobalización para un mundo ya globalizado.
  • Saber escuchar y analizar el mercado: La clave del éxito de Ortega radica en que ha sabido realizar un adecuado análisis de los consumidores y ha llevado a cabo los pasos adecuados para satisfacer sus necesidades. Supo en su momento que la gente quería moda a precios asequibles y dio en el clavo. Cuenta la leyenda que, por ejemplo, Bershka nace después de que su hija criticase el tono excesivamente formal de las prendas que se vendían en Zara.
  • Objetivos asequibles: Quien piense que el imperio Inditex se construyó en un día anda muy equivocado. Ortega era consciente de que para seguir adelante era necesario marcarse objetivos con ambición y realizarlos. Sabía que era la única manera de avanzar, de saber si el trabajo se estaba haciendo adecuadamente y de alcanzar el éxito.

Warren Buffett

Conocido como el “Oráculo de Omaha”, con 89 años, es el más veterano del top tres de la lista Forbes. Desde su compañía de inversión Berkshire Hathaway ha acumulado una fortuna de 60.800 millones de dólares. Buffett es una de las personas más admiradas en Estados Unidos y también a nivel global. Es lo que se conoce como un self-made man (un hombre hecho a sí mismo), que empezó de la nada y se ha convertido en uno de los hombres más ricos del planeta Tierra. Su fortuna contrasta con su austeridad: todavía vive en su casa del centro de Omaha, que compró a finales de los años 50 por poco más de 30.000 dólares. Éstas son algunas de las claves de su éxito:

  • Empieza a ahorrar pronto: Ésta ha sido una máxima de Buffett desde el inicio. Ahorrar en la medida de lo posible para ir creciendo. Cuentan sus biógrafos que, con el dinero que ganó y ahorró de su primer trabajo repartiendo periódicos, logró comprar un terreno que después vendió para que otro construyera en él una granja. Además de ahorrar, Buffett siempre reinvirtió sus ganancias en nuevos negocios, que le proporcionaban nuevos beneficios y que, a su vez, reinvertía en nuevas empresas.
  • Sé constante: Ninguna persona ha logrado el éxito abandonando cuando aparecen los problemas por el camino. Tampoco fue el caso de Buffett. De hecho, el inversor de Omaha cuenta que cuando quiso trabajar en Wall Street le dijeron que no, y que fue después de ser muy persistente que un propietario de una firma de inversión en Nueva York le dio la alternativa.
  • Vive frugalmente: La enorme fortuna de Buffett no le ha hecho perder el mundo de vista. Su vida continúa siendo bastante austera, aunque acumula millones de dólares. “Hay cosas que el dinero no puede comprar”, explica Buffett en una entrevista. “Llegados a un cierto punto, el nivel de vida no se equipara con el coste de la vida. Una buena casa, buena salud, buena comida, buen transporte. Hay un momento en el que empieza una correlación inversa entre riqueza y calidad de vida. Mi vida no puede ser más feliz. De hecho, sería peor si tuviera seis u ocho casas”, manifiesta el Oráculo de Omaha.

Lee también: Cinco buenos hábitos que podemos enseñar a los hijos sobre el dinero

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.