Castellano
VidaCaixa Blog

Atentos a la inflación. Así afecta a tus ahorros.

Atentos a la inflación. Así afecta a tus ahorros.

Cuando reservamos parte del dinero al ahorro, debemos tener en cuenta varios indicadores. Entre ellos, el rendimiento que genera o el potencial rendimiento que tiene si lo hacemos en los mercados. Pero, ¿ese rendimiento es mucho o poco? Aquí entra en juego la inflación, el comportamiento de los precios. Este indicador nos ayudará a responder esta pregunta. Veámoslo.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

El IPC como indicador de la inflación

El Índice de Precios de Consumo (IPC) es la variable que debemos observar a la hora de saber el nivel de inflación.

En España lo elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) a partir de los precios en diferentes ciudades y establecimientos de una cesta de productos y servicios cuya composición exacta es secreta, pero que refleja las opciones de consumo del país.

Respecto a esto, la lista y el peso de los productos se renueva cada 5 años. El INE lo acaba de hacer. Desde el pasado 31 de enero han salido productos como videocámaras o DVD grabables y ha entrado, por ejemplo, el precio de las suscripciones a servicios como Spotify o Netflix.

Lee también: ¿Cómo ahorrar para la jubilación y tener liquidez?

Una vez observados los precios, se elabora el índice y se compara con el resultado del mes anterior, del año anterior, o se mira la evolución de un período más largo.

Entonces, ¿qué es la inflación? La inflación es el efecto que se produce cuando suben de forma continuada los precios. Es algo que podemos observar a partir del IPC.

En resumen, si hay inflación, es que la vida se encarece. La inflación continuada pero de forma sostenible no es mala. El Banco Central Europeo tiene como mandato intentar acercarla al 2%, pero nunca sobrepasar este nivel. De modo contrario, cuando los precios bajan de forma continuada, hablamos de deflación.

¿Por qué la inflación afecta a mis ahorros?

No es lo mismo un euro ahora que dentro de un mes. Lo más probable es que con ese euro tengamos una capacidad de compra menor. Lo que sucederá es que, para adquirir lo mismo, necesitaremos dentro de poco tiempo algún céntimo más.

Por lo tanto, si los ahorros no generan rendimiento alguno, estamos perdiendo dinero. No lo hacemos de forma nominal, puesto que tenemos la misma cantidad guardada, pero sí de forma relativa, ya que tendremos menos capacidad de compra.

Lee también: La responsabilidad de ahorrar

Pongamos un ejemplo. Imaginemos que nuestros ahorros en 2006 eran de 20.000 euros. ¿A qué equivaldría esta cantidad hoy si hubiésemos guardado el dinero bajo el colchón? Podemos realizar el ejercicio a partir de los datos del INE.

Obtenemos el siguiente resultado:

  • Inflación entre diciembre de 2006 y diciembre de 2017: 17,8%

  • Pérdida real: 3.560 euros

Para estar “actualizados”, nuestros ahorros deberían haber generado un rendimiento de 3.560 euros.

Ahora, con esos 20.000 euros podemos hacer menos cosas. Por eso la inflación es tan importante a la hora de gestionar nuestros ahorros.

No se trata ya de hacer ver que tener el dinero bajo el colchón no es una buena idea, sino que el IPC debe pasar a formar parte de la toma de decisiones. ¿Dónde meter el dinero? Depende del potencial rendimiento y de las previsiones de inflación que se den.

Previsiones

Con las previsiones nos podemos adelantar. Podemos planificar mejor nuestro ahorro. Sin embargo, hay que tener en cuenta que pueden fallar, o que pueden aparecer cuestiones sobrevenidas que afecten al nivel de precios.

En todo caso podemos destacar las siguientes:

  • Banco de España (proyecciones macroeconómicas de diciembre 2017)
    • IPC 2018: 1,5%
    • IPC 2019: 1,4%
    • IPC 2020: 1,7%

Lee también: Consejos para pequeños ahorradores, ¿cómo y cuándo ahorrar?

Para 2018, la media de consenso de enero elaborada por Funcas asciende al 1,6%. Coincide con la previsión realizada por CaixaBank. Además, los organismos internacionales también hacen sus previsiones para España:

  • Comisión Europea (CE): 1,4%

  • Fondo Monetario Internacional (FMI): 1,5%

  • Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): 1,3%

El Gobierno mira la evolución de los precios en el deflactor del PIB. Se trata de un indicador que mide la evolución de los precios en general y no en base a una cesta creada a medida del consumidor. Hay diferencias, pero las cifras no se suelen alejar mucho. Estas son las que maneja el Ejecutivo:

  • 2018: 1,6%
  • 2019: 1,7%
  • 2020: 1,7%

En resumen, vemos una evolución de precios al alza para los próximos meses, con unas tasas que se acercan al 2%, sin superarlo, es decir, moderadas. Con ello tendremos que ver cómo planificar nuestro ahorro.

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.