Castellano
VidaCaixa Blog

¿Conoces el sistema de ahorro Método 50/20/30?

¿Conoces el sistema de ahorro Método 50/20/30?

El método de ahorro 50/20/30 parte de una idea muy sencilla: planificar el ahorro dividiendo la nómina en tres partes. El 50 % lo debes dedicar a los gastos básicos, el 20 % a ahorrar y el 30 % restante a los gastos personales. ¿Cómo poner en práctica este método?



La importancia de los hábitos de ahorro

Conseguir un pequeño colchón de emergencia puede ser un auténtico reto. Hay que pagar las facturas, hacer la compra, pagar el alquiler, etc. y  apenas queda dinero que guardar. Menos aún, si surge un gasto inesperado que desequilibre las cuentas.

En muchos casos, el principal problema es que no sabemos en qué gastamos el dinero. Para eso, el método de ahorro 50/20/30 es muy útil. Te ayuda a llevar un control de tu dinero, ya que lo divides desde el principio. Así sabes cuánto estás gastando y cuánto ahorrando. A final de mes tienes un balance sencillo de tus finanzas.



El 50 % para gastos

Según esta regla, la mitad de tu sueldo debe ir destinado a los gastos básicos imprescindibles. Esto son todas aquellas facturas y compras de carácter obligatorio: luz, agua, alquiler, cesta de la compra, gasolina, etc.

Si, a final de mes, no has gastado todo el dinero destinado a los gastos obligatorios, lo puedes añadir al siguiente porcentaje, el del ahorro.

El 20 % para ahorro

Una quinta parte de la nómina irá destinada al ahorro. De este modo, irás construyendo un colchón de emergencia para lo que pueda pasar, para reducir deuda o, simplemente, para invertirlo a largo plazo. O, por qué no, para hacer ese viaje que tanto deseas.

De este modo sabrás la cantidad que cada mes vas guardando para imprevistos o gastos a largo plazo, y evitarás sorpresas desagradables que puedan vaciar tus bolsillos.

El 30 % para ti

El resto del dinero de cada mes será para tus gastos personales. Esto incluye, por ejemplo, salir a cenar, ir al cine, comprar regalos de cumpleaños… En definitiva, todo lo relativo al ocio o los caprichos más inmediatos.

Al igual que con el primer porcentaje, si cuando acabe el mes no has gastado todo el dinero, destina el resto al ahorro.



Planificar el ahorro

Uno de los grandes problemas para empezar a ahorrar es que solo se guarda el dinero que nos sobra a final de mes. Así, si hemos gastado más de la cuenta, un mes podríamos no haber guardado nada. Con este método te obligas a priorizar el ahorro por encima de los caprichos personales.

Siguiendo esta regla, al acabar el mes sabes dónde ha ido a parar cada euro. Al menos el 20 % de tu nómina estará guardada, lista para que los gastos imprevistos no te fastidien la economía. O para comprarte un coche nuevo o viajar a París, tú decides.

¿Te animas a probar la regla del ahorro 50/20/30? Este método de planificar el ahorro ya es muy popular en países como Estados Unidos, donde es frecuente distribuir los ingresos en distintas partidas. Como ves, es una forma sencilla para iniciarse en los hábitos de ahorro que ofrece grandes resultados.

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.