Castellano
VidaCaixa Blog

¿Miedo de Internet, yo? el mundo digital es mucho más sencillo de lo que parecía

¿Miedo de Internet, yo? el mundo digital es mucho más sencillo de lo que parecía

Sabemos que Internet elimina cualquier distancia, que la tecnología nos acerca como nunca antes lo habían hecho a nuevos conocimientos y que el mundo digital ha revolucionado la manera que tenemos de comunicarnos, pero ¿somos conscientes que utilizarlas también es bueno para la salud, sin distinción de edad?

Concretamente, la Universidad de Carolina del Norte aseguraba el 2013 en un estudio que aquellas personas que practican el ocio digital son más felices y caen en menos depresiones que las que no lo hacen. Éste no es el único estudio, ya que son muchos los que certifican que la estimulación cognitiva que supone moverse en estos entornos mantiene despiertas las neuronas, un entrenamiento muy beneficioso para activar zonas inactivas del cerebro y combatir las pérdidas de memoria.

La tecnología es, pues, uno de los mejores gimnasios para entrenar el cerebro. De todos modos, aún da respeto a las generaciones mayores; sin embargo, los que se atreven a dar el paso aseguran que, una vez se entra, el mundo digital es mucho más sencillo de lo que parecía.

“La tecnología les acerca a un conocimiento que en su época no tenían a su disposición”, explica Dolors Solano, coordinadora de Seniorlab, proyecto del centro de innovación Citilab que ofrece, entre otros, cursos de nuevas tecnologías para mayores de 50 años. “Les sorprende ver cómo pueden pedir hora al médico, sacar entradas, reservar un hotel, billetes de avión o de tren desde su casa”, añade. En cierto modo, ven que ante el ordenador pueden tener el control: “Ellos deciden dónde quieren ir, cuándo y cómo quieren hacerlo”. Saber navegar por Internet abre a mucha gente la puerta de la educación online, conocida como e-learning.

El lenguaje más universal

El mundo digital no es más que un nuevo lenguaje. Un idioma capaz de salvar distancias entre generaciones como ninguna lengua había podido hacer antes. “Les ayuda a entenderse mejor con sus hijos y sus nietos, sobre todo con sus nietos”, explica Solano. “Los hijos tienen mucha prisa, trabajo y, generalmente, poco tiempo”. Y aquí, dice, es donde entran en juego las terceras generaciones, que pueden ser los mejores profesores: “Se entienden de maravilla”.

Verse capaces de comunicarse con el correo electrónico, de hacer una videoconferencia con algún familiar del extranjero o de leer las noticias por internet aumenta la autoestima de los más mayores. “De este modo no se sienten excluidos de una sociedad muy dirigida por las nuevas tecnologías y elimina completamente la percepción que se tiene de la gente mayor como alguien que estorba”, dice Solano, que cuando explica los intereses de sus alumnos demuestra que ya van mucho más lejos de abrirse una cuenta de correo electrónico. “Casi todo el mundo tiene un Smartphone, quieren saber cómo utilizar una Tablet, cómo descargarse aplicaciones o un libro al e-book, cómo leer un código QR o cómo hacer un power point”, detalla.

Solano tiene claros los consejos para todos aquellos seniors que den su primer paso hacia el mundo 2.0: “Tener paciencia e ir con calma”. “Tenemos un lema: la tecnología, a nuestro ritmo –dice–. Es muy necesario ir tranquilamente porque no estamos acostumbrados a darnos tiempo para aprender, pensamos que todo lo que está vinculado al mundo digital tiene que hacerse deprisa y corriendo, que pulsaremos un botón y listo. No; una de las cosas más importantes es no tener prisa y, por encima de todo, pasárselo bien”.

Romper la barrera mental

Los beneficios son evidentes, pero el respeto a un entorno desconocido aún gana la batalla entre las personas mayores. Según un estudio conjunto de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP) y el IMSERSO hecho el 2014, tres de cuatro seniors no han usado nunca internet. Aún hay mucho camino que recorrer hasta que los más grandes rompan totalmente esta barrera mental, pero los beneficios de eliminar lo que se conoce como “brecha digital” son cada vez más visibles. ¿Te atreves?

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.