Castellano
VidaCaixa Blog

La importancia de que las empresas cuenten con un plan de pensiones para sus empleados

La importancia de que las empresas cuenten con un plan de pensiones para sus empleados

Se trata de una opción interesante para los trabajadores de la empresa, y más vista la coyuntura. El actual sistema de cotizaciones no garantiza la pensión que se promete en el momento en el que se hace la aportación. Puede haber cambios legislativos justificados en baches económicos o el reto del envejecimiento de la población, cuestiones que amenazan al sistema. El plan de pensiones para los empleados se presenta así como una buena opción complementaria.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Para todas las empresas

Los planes de pensiones de empleo no son un instrumento reservado a las grandes compañías. También las pequeñas y medianas empresas, que componen mayoritariamente el tejido español, pueden tener acceso a estos. Este es uno de los mitos que conviene empezar a derribar.

Como empresa, se encuentra en el mercado un acceso a precios (gastos de gestión o comisiones) más competitivos. Además se obtiene una gestión personalizada en función del perfil. El plan de pensiones de la empresa es para todos: en él pueden entrar los trabajadores, pero también los directivos.

Respecto a las aportaciones, las pueden realizar los trabajadores a partir de un descuento pactado en la nómina; la empresa, de forma voluntaria y contando como retribución en especie; o ambos, lo que multiplica la cantidad ahorrada en estos instrumentos.

Lee también: Quiero un plan de pensiones, ¿qué opciones tengo?

En resumen, personalización en función de las necesidades del colectivo y precios más competitivos respecto al ahorro individual también para las pymes. El plan de pensiones de empresa se presenta como una oportunidad de ahorro y seguridad para la vejez frente a las amenazas que acechan al sistema público.

Fiscalidad de las aportaciones

Es importante tener en cuenta los impuestos y también las cotizaciones sociales. Respecto a este último punto hay que decir que, como salario en especie, las aportaciones de la empresa al plan de pensiones deben cotizar. De cara a Hacienda, esas mismas aportaciones cuentan como rendimientos del trabajo, por lo que aumentan la base imponible del IRPF de los partícipes.

Sin embargo, como compensación, estos instrumentos tienen ventajas fiscales. Tanto las aportaciones empresariales como las propias desgravan en la declaración de la renta hasta el menor de los siguientes límites: el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas u 8.000 euros.

Lee también: ¿Cómo han arreglado otros países europeos el problema de su sistema público de pensiones?

Para las empresas también hay incentivos. Las aportaciones a estos planes de promoción conjunta que se hagan a los empleados se pueden desgravar en el Impuesto de Sociedades, es decir, reducen la base imponible de esta tasa. En este caso, el límite está en 8.000 euros anuales.

Otras ventajas de los planes de pensiones de empleo

Además de la comentada personalización, también hay que incidir en los mecanismos de supervisión de estos instrumentos. Una comisión de control velará por las inversiones y la correcta gestión. Formarán parte de ese órgano representantes de los trabajadores y de la empresa. También estarán presentes la Dirección General de Seguros, los auditores y los supervisores (Banco de España o CNMV).

La confianza que da eso para los partícipes es enorme. Ello, a su vez, constituye una ventaja para la empresa. Los trabajadores valoran la protección social que esta ofrece, por lo que aumenta la motivación en su día a día.

Lee también: Planes de pensiones de empleo: ¿qué es una comisión de control?

Para el conjunto de la economía también hay cuestiones a destacar. Si se avanza por esta senda y se instaura un sistema mixto de pensiones en el que se combine el actual con un esquema de capitalización en las empresas, el PIB aumentaría un 8,5%. Lo indica un estudio realizado por VidaCaixa y Edad&Vida.

El modelo propuesto implica combinar fondos de pensiones en el seno de las empresas con aportaciones obligatorias por parte de estas. Su aplicación sería progresiva e iría acompañada de ventajas fiscales por parte del Estado.

Hay otros beneficios calculados: la tasa de ahorro del país crecería más de un 20% y el empleo mejoraría un 2,2%.

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

  • INES PEREZ SANJUAN 14 enero, 2019 a las 17:11

    Buenas tardes, Mi nombre es Inés Pérez, trabajo en el dto. de RRHH de la empresa AMPLEXOR. Algunos de nuestros empleados tienen un plan de pensiones con VidaCaixa. Me gustaría me pusieran en contacto con la persona responsable de los planes de la empresa para revisar el plan así como valorar el introducir a mas personas de la empresa en el plan de pensiones. Pueden ponerse en contacto conmigo en el email indicado 

    • Vidacaixa 5 marzo, 2019 a las 12:14

      Hola Inés, nos consta que ya has contactado con VidaCaixa para realizar los tramites,  en cualquier caso puedes contactar con nosotros a través del teléfono 902 222 118, o bien a través del siguiente enlace en el apartado "Escríbenos".

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.