Castellano
VidaCaixa Blog

Preparar la jubilación a partir de los 30 años

Preparar la jubilación a partir de los 30 años

A día de hoy, a una persona con 30 años le tocará jubilarse a los 67 años. Es decir, como mínimo le quedarán 37 años para desarrollar su actividad profesional antes de retirarse. Es un buen momento para realizar una reflexión tranquila y ordenada acerca de cómo preparar adecuadamente el futuro una vez haya concluido la etapa laboral. A los 30 años uno ya ha emprendido un rumbo profesional determinado y ha sentado o empieza a sentar las bases de su proyecto de vida: familia, vivienda, ahorros… Es una etapa de grandes e importantes decisiones para la jubilación.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Cinco claves a tener en cuenta para preparar la jubilación

Para aportar un poco de luz sobre esta cuestión, Vicenç Hernández Reche, profesor del departamento de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu Fabra, del Business Engineering School La Salle y directivo en el sector de servicios financieros e inmobiliarios, proporciona las claves que hay que tener en cuenta a los 30 años al preparar la jubilación:

  • Combina una cartera de inversión mayoritariamente en acciones y algo un poco más conservador. Empieza a combinar en tu cartera activos financieros con menos riesgo que te permitan empezar a diversificar.
  • Sigue ahorrando. Esta es una década donde empiezas a cargar con una mochila (matrimonio, hijos, hipoteca, etcétera) que te puede generar compromisos de pagos futuros importantes. No desatiendas tu fondo de maniobra para casos imprevisibles.
  • Diversifica tus inversiones. Además de una cartera de activos financieros diversificados, plantéate si te interesa (o no) la inversión en inmuebles u otros activos diferentes.
  • Vigila el endeudamiento. Las primeras muestras de solidez en tu situación laboral te pueden llevar a ser muy optimista de cara al futuro. No te endeudes para comprar cosas que no te generen riqueza presente o futura.
  • Equivócate. Sigues estando en una edad donde las equivocaciones se pueden enmendar. Sigue aprendiendo de ellas.

¿Cómo será la sociedad española dentro de unos años?

Cuando se tienen 30 años, el camino que queda por recorrer hasta la jubilación se aprecia largo. Por esta razón conviene tener en cuenta la realidad que dibujan los organismos oficiales sobre la jubilación dentro de tres décadas. Dicho de otro modo, la pregunta que uno debería hacerse a los 30 es cómo será la sociedad en la que vivirá dentro de 40 años.

El principal rasgo que se puede destacar es que España –en consonancia con el resto de países occidentales– será un país envejecido. El aumento de la esperanza de vida, hoy en unos 85 años, aumentará paulatinamente hasta cifras jamás vistas. El resultado es que se vivirán más años y con mejor salud, lo cual es una gran noticia para todos y una muy mala noticia para el sistema público de pensiones.

¿Qué es lo que sucede? Que el sistema de pensiones tal y como está pensado hoy se verá afectado por estos cambios. En España se utiliza el llamado sistema de reparto. ¿En qué consiste? En que las cotizaciones de las empresas y trabajadores pagan las pensiones actuales. En el caso de la prestación por jubilación hay que tener en cuenta que a partir de 2022 (los últimos 25 años) se calculará la cuantía de la pensión en función de los años cotizados y las bases por las que se cotizó. Y dentro de casi cuatro décadas habrá más pensionistas por trabajador y eso supondrá que la cuantía de la pensión pública cada vez será menor porque habrá más jubilados para repartir lo generado por las personas en edad de trabajar.

¿Qué voy a cobrar cuando me jubile?

La incógnita por conocer cuánto se va a cobrar de pensión pública de jubilación es mayoritaria. Recientemente se ha puesto en marcha un simulador de jubilación con el objetivo de aportar nuevos datos a esta inquietud y para saber cuánto se debe ahorrar hasta la jubilación y cuánto ahorra uno en la actualidad. Es decir, en función de diferentes variables que aporta el usuario, el simulador plantea una estimación aproximada del dinero que requiere para obtener una pensión que permita vivir como uno tiene planeado.

Productos como el plan de pensiones, el PIAS o el SIALP son algunas de las herramientas que tenemos a mano para que el ahorro que vamos realizando con los años tenga su recompensa en los años del retiro. Veamos en qué consisten cada uno de ellos:

  • Plan de pensiones: Es un instrumento financiero de ahorro a largo plazo que nos sirve para maximizar el dinero aportado y obtener una mayor rentabilidad. El dinero que se aporta es deducible en la declaración de la renta, aunque dicha deducción está limitada por ley a los 8.000 euros anuales, sin que esa cantidad supere el 30% de los rendimientos netos del trabajo y de las actividades económicas.
  • PIAS: También conocido como plan individual de ahorro sistemático. No se puede aportar anualmente más de 8.000 euros, está limitado a un total de 240.000 euros y tiene un interés garantizado a largo plazo. Está pensado para tener una renta vitalicia.
  • SIALP: La exención de tributación –si se mantiene la inversión en el producto durante un mínimo de 5 años y no se superan los 5.000 euros anuales por persona y año– es uno de los principales atractivos de este producto. Existe una exención fiscal de los intereses generados por el producto.

Más información:

El ahorro de los autónomos de cara a la jubilación

Vivimos más años y debemos ahorrar más para la pensión (aunque en España somos los peor preparados para la jubilación)

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

  • Sergio 8 enero, 2018 a las 23:53

    Buenas me gustaria cobrar una pension de la caixa cuanto dinero tengo que aportar y quiero que me cueste el dinero y el tiempo justo por una pension de 500€ o 3000€

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.