Castellano
VidaCaixa Blog

Cómo reducir tu consumo de agua a la mitad

Cómo reducir tu consumo de agua a la mitad

El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Los recursos hídricos juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental. Naciones Unidas designó el 22 de marzo de 1993 como el primer Día Mundial del Agua. Desde entonces se celebra anualmente como un medio para centrar la atención en la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de sus recursos.

Según el INE, cada español gasta en su hogar más de 130 litros de agua al día. Una cifra bastante elevada teniendo en cuenta que hay millones de personas que no tienen acceso a ella. El ahorro de agua es una tarea indispensable que tenemos pendiente, y es que no solo beneficia a nuestro bolsillo: también contribuiremos al mantenimiento de nuestro planeta. Hoy te contamos unos pequeños trucos para que puedas reducir esa cifra.

Ahorro de agua en la cocina

El primer consejo en la cocina es usar los electrodomésticos de forma eficiente: la lavadora y el lavavajillas hay que usarlos siempre llenos. Los expertos indican que lavar los platos a mano hace que consumamos muchos más litros de agua que con un lavavajillas con certificación energética, pero no se ahorra nada si la carga no es completa.

Si no tienes lavavajillas y has de fregar los platos a mano, ten el grifo abierto solo mientras los enjuagas. Cuando los estés enjabonando, déjalo cerrado para no gastar agua sin necesidad. Otro truco para lavar los platos es remojar con un poco de agua las ollas y las sartenes antes de fregarlas. Así no tendrás que desperdiciar litros y litros de agua para lavarlas.

Comprueba bien que ninguno de los grifos de tu casa gotee. Un grifo que gotea puede gastar hasta 40 litros de agua al día.

Para descongelar los alimentos, hazlo en el frigorífico en lugar de usar agua caliente del grifo. Además del ahorro de agua, tu comida ganará en sabor.

Ahorro de agua en el cuarto de baño

Con tan solo ducharte en lugar de bañarte con la bañera llena, ya estás ahorrando unos 3.500 litros de agua al mes. Si además cierras el grifo de la ducha mientras te enjabonas, sigues ahorrando agua. También es importante cerrar el grifo cuando no lo estés usando durante el afeitado, el cepillado de los dientes…

No uses el inodoro como papelera, ya que con cada descarga de la cisterna consume entre 6 y 12 litros de agua. Si añades botellas de agua llenas a la cisterna, también reducirás esa cifra.

Instalar aireadores y difusores en los grifos del baño es otra buena forma de reducir el gasto de agua.

Ahorro de agua en el jardín

Para regar las plantas, puedes usar el agua con que limpias las frutas y las verduras en la cocina, por ejemplo, recogiéndola con un barreño. Si las plantas son autóctonas de la zona, tendrás que gastar menos agua para regarlas. La hora del riego también contribuye al ahorro: si lo haces al atardecer o al amanecer, el agua no se evaporará antes de ser absorbida y podrás usar menos.

Si tienes piscina, una forma de ahorrar es cubrirla cuando no se esté usando para evitar que se evapore el agua. Comprueba regularmente que no haya fugas en la piscina para ahorrar otra pérdida de litros de agua innecesaria. Con estos pequeños trucos podrás ahorrar día a día y reducir tu consumo de agua. Verás cómo se reduce tu gasto y además contribuirás a retrasar el cambio climático.

Más información:

¿Qué es la inversión responsable?

Las diez ideas fundamentales para ser un buen ahorrador

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.