Castellano
VidaCaixa Blog

Tres claves para cobrar una pensión más alta siendo autónomo

Tres claves para cobrar una pensión más alta siendo autónomo

¿Cómo puedo cobrar una pensión más alta si soy autónomo? ¿Cómo puedo acceder a la jubilación parcial de autónomos? ¿Qué pasos debo seguir? Primero, unos datos. Según Emprende tu jubilación. Estudio sobre pymes y autónomos 2015 de VidaCaixa, más del 85% de los autónomos cotizan por la base mínima, lo que implica que su pensión no superará los 635 euros al mes, casi la mitad que la pensión media de un trabajador asalariado, que es de 1.155 euros. Los datos ofrecidos por la Seguridad Social así lo corroboran. La pensión media que cobraron los autónomos jubilados en 2014 fue de 678,61 euros frente a los 1.143,19 euros que percibieron los asalariados.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Al cotizar por la base mínima los derechos futuros en relación a la pensión pública son menores. Según el mencionado informe de VidaCaixa, en el que participó la Universitat de Barcelona, tres de cada cuatro trabajadores por cuenta propia cree que la pensión pública no será suficiente para mantener su nivel de vida.

¿Cómo cobrar una pensión más alta siendo autónomo? Aquí tres claves:

1.- Aumentar la base de cotización

Si como hemos visto la inmensa mayoría decide cotizar al mínimo, unos 260 euros al mes, lo que deberemos tratar de hacer si somos autónomos es abonar más a la Seguridad Social. Para alcanzar el nivel de los asalariados conviene pagar poco más de 400 euros al mes, una cifra que queda lejos de los 1.000 euros de máxima a los que se puede cotizar.

2.- ¿A qué edad hay que empezar a cotizar más?

En virtud de la última reforma del Gobierno, que data de 2012, la pensión pasa a calcularse paulatinamente sobre lo cotizado durante los últimos 25 años trabajados. Antes de la reforma eran los últimos 15. En 2015, entonces, hay que tomar en cuenta los 18 últimos años trabajados. Asimismo, dado que la edad de jubilación sube de los 65 años a los 67 años en 2027, siendo en 2015 65 y tres meses, los años de cotización se incrementan hasta los 38 años y seis meses en 2022 (35 años y nueve meses, si uno se jubila en 2015). Dicho esto, se aconseja empezar a pensar en la jubilación a partir de los 42 años o retrasarla más allá de los 67 años. También se puede optar por la jubilación parcial, esto es cobrar el 50% de la pensión correspondiente y paralelamente estar remunerado por el trabajo que se desarrolla, recordando que ha de ingresarse un 8% a la Seguridad Social. Por otro lado, a los 47 años se puede cambiar la base de cotización y aportar más a la propia hucha de las pensiones.

3.- Ahorro privado

Según el estudio de VidaCaixa, un 65% de los trabajadores por cuenta propia que cotizan por la base mínima no pueden permitirse aumentar la base de cotización, y un 25% de ellos lo justifican porque no confían en el sistema público de pensiones. Así que otra de las opciones para cobrar una pensión más elevada es complementarla con otros mecanismos de ahorro e inversión a largo plazo. Aquí es donde entran planes de pensiones (con sus beneficios fiscales), los planes de pensiones asegurados (PPA) o incluso los fondos de inversión.

Lee también: Dedícale un minuto a tu futuro. Conceptos financieros clave, en menos de un minuto

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

  • Maria Remedios 9 agosto, 2019 a las 1:08

    Que cantidad se me quedaria de jubilación si cuabdo tenga 65 años tenga 25 años cotizados,en los cuales cotice en los 6 ultimos de autonomo elminimo 285€ y 34 horas mensuales de regimen general al mismo tiempo. Gracias

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.