Castellano
VidaCaixa Blog

Explorar la Antártida con 78 años y otras dos historias de jubilación

Explorar la Antártida con 78 años y otras dos historias de jubilación

Aquellos que relacionen la jubilación con inactividad, no conocen la historia de Josefina, la de Juan o la de Debbie y Michael. Estos nombres esconden tres ejemplos de cómo la tercera edad puede convertirse fácilmente en una tercera juventud. Coincidiendo con el Día Internacional de las Personas de Edad, os presentamos tres  vidas que inspirarán a más de uno.

Volver a la Antártida a los 78 años

Josefina Castellví fue la primera española en investigar la Antártida. Una revolución para una mujer nacida el 1935 y que llegó a dirigir diez campañas en el continente blanco. En enero del 2003, a sus 78 años, decidió volver a ese rincón de mundo tras casi dos décadas sin visitarlo. Esta doctora en biología le contó al cineasta Albert Solé que ese continente es su “paraíso perdido”. Él se declaró fascinado por “el contraste entre la abuela y la aventurera”.

Cuenta Pepita, como la conocen todos, que sigue siendo una mujer ágil y activa pero que los años no han pasado en balde. Revela que se mantiene en forma gracias al jardín que cuida y al encaje de bolillos, que le ayuda a mantener a raya la artrosis. También camina mucho y practica yoga una vez por semana: “De joven hice mucho yoga pero luego, con todo esto de la Antártida, tienes que cortar las rutinas. No te puedes ir cuatro meses allá y ponerte a hacer yoga”, bromea.

73 años y trece campeonatos nacionales de tenis

Hay pocos deportistas que puedan presumir de haber sido 13 veces campeones en su categoría. Y casi ninguno que pueda decirlo a sus 73 años. Es el caso de Juan Piles, tenista valenciano que empezó a jugar con 41 años y que tiene a sus espaldas más de una docena de medallas como campeón de España de tenis para veteranos. Otro destacado tenista senior es Alfredo Mínguez, de 80 años. El también empezó tarde, con más de treinta años, y ahora juega casi a diario si las lesiones no se lo impiden.

Alfredo también ha sido campeón de España en su categoría y asegura que su amor por este deporte es la clave de su fortaleza: “hacer deporte significa mantenerse activo, que todo el mecanismo funciona, no sólo el cuerpo, sino la mente”.

Los seniors nómadas de Seattle, ¿y si lo dejamos todo?

Debbie y Michael Campbell no ganan torneos ni corren maratones, pero se mueven. Y mucho. Esta pareja de los Estados Unidos tomó una decisión: cuando se jubilaran, darían la vuelta al mundo alojándose sólo en apartamentos privados para vivir cada ciudad como autóctonos. El New York Times habla de ellos como “los seniors nómadas”. Sin duda, han abrazado una filosofía sorprendente: quieren estar en movimiento constante y buscar su lugar lejos de casa.

La idea nació hace un par de años, cuando Debbie le preguntó a Michael: ¿si podemos vivir en Seattle sin trabajar, podríamos hacer lo mismo en el extranjero? Después de tres meses calculando, tomaron la decisión: podían. Vendieron su pequeño velero, su coche y alquilaron su casa. Desde entonces, ya han vivido en un gran piso en Florencia, un loft en París, una granja en un pueblo de Irlanda o un apartamento con sauna en Tallin.

España y el mundo entero están repletos de historias para ver que, con la jubilación, empieza una de las etapas más ricas de nuestra vida. Depende de nosotros sacarle todo el provecho. La Fundación Bancaria “la Caixa”, desde su primer homenaje a la vejez hace 100 años, trabaja por el bienestar de las personas mayores. Esta web es su aplauso particular a algunas de estas historias que llenan los años de vida, proyectos e ilusiones.

Esto también te gustará

Y tú, ¿tienes alguna duda?

Pregunta a nuestros expertos

Todos los campos son obligatorios

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideremos que aceptas su uso. Más información aquí.