La inclusión de criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobernanza) y su integración en la gestión de las inversiones, pueden tener un efecto favorable en los resultados financieros a largo plazo de las empresas y contribuir a un mayor progreso económico y social.

Por ello, y de acuerdo con la misión y los valores del Grupo CaixaBank, VidaCaixa toma en consideración los criterios de inversión socialmente responsable en la gestión de sus inversiones basándose en los principios de inversión sostenible y de transparencia en la gestión.
 
Integramos los factores ASG siguiendo como referencia principal los criterios de PRI (Principios de Inversión Responsable impulsados por Naciones Unidas, a los que nos adherimos en 2009). 
 
Así mismo, nuestra gestión de las inversiones toma en consideración la Política de Derechos Humanos de VidaCaixa, que establece nuestro compromiso por respetar las declaraciones internacionales:

  • La Carta Internacional de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que comprende la Declaración Universal de Derechos Humanos
  • La Declaración de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) relativa a los principios y derechos fundamentales en el Trabajo 
  • Los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas
  • Las Líneas Directrices de la OCDE para empresas multinacionales 
  • El Pacto Mundial de Naciones Unidas.

La integración de los criterios ASG en la gestión de las inversiones como principio de actuación es compatible con el establecimiento, en caso de considerarse oportuno, de criterios de exclusión de ciertos activos de la cartera de inversión. Con carácter general, VidaCaixa manifiesta su oposición a la inversión en empresas o Estados que incurran en prácticas reprobables que vulneren los tratados internacionales como el Pacto Mundial de Naciones Unidas, del que somos firmantes. Del mismo modo, VidaCaixa no realizará inversiones en sector armamentístico inspirándose a la Política en materia de defensa del Grupo.

El análisis ASG tiene vocación de aplicación en la totalidad de los activos de la cartera y de mejora constante a medio-largo plazo. Para conseguirlo, contamos con el apoyo de partners para establecer la definición de los criterios, la mejor metodología y los procedimientos necesarios para llevarla a cabo. También participamos en foros y grupos de trabajo ASG, estamos en coordinación con el resto de empresas del Grupo y colaboramos en los desarrollos normativos que se están planteando a nivel internacional como el Plan de Acción de Finanzas Sostenibles de la Comisión Europea.
 
Queremos ser un propietario activo de nuestras inversiones y ejercer los derechos que de ello se deriven, especialmente en los ámbitos marcados por los PRI:

  • Participar de forma directa o indirecta en foros y grupos de trabajo que persigan promover el diálogo con los gestores de activos y empresas en las que se invierte, pudiendo llegar a desinvertir en caso de incompatibilidad con los aspectos expresados previamente o con nuestras políticas. 
  • Ejercer los derechos políticos de las posiciones en renta variable propias o en representación de nuestros clientes y acudir a las juntas generales de accionistas votando con un sentido de voto PRI.

Conoce más sobre nuestra inversión sostenible aquí