Un Gobierno Corporativo sólido permite a las compañías mantener un proceso de toma de decisiones eficiente y metódico, que transmita claridad en la asignación de responsabilidades, evitando así posibles conflictos de interés, asegurando la eficiencia en la gestión de riesgos y control interno y promoviendo la transparencia.

Integrar las prácticas de Buen Gobierno Corporativo en nuestra actividad es necesario y es una prioridad estratégica para lograr una compañía bien gobernada y dirigida. La Política de Gobierno Corporativo de VidaCaixa, alineada con la de CaixaBank, se fundamenta en los valores corporativos del Grupo.

El Consejo de Administración de VidaCaixa tiene la misión de dirigir, gestionar y representar a la Compañía y está compuesto por: