VidaCaixa estructura su compromiso con sus diferentes grupos de interés -clientes, empleados, accionistas, sociedad, medio ambiente- sobre la base de sus valores corporativos: Confianza, Calidad y Compromiso Social. Los valores son las características intangibles de las marcas, que las hacen trascender generando una actitud positiva hacia ellas. Son la referencia básica que debe acompañarnos en cualquier actividad pues deben estar integrados en nuestra gestión como compañía.

Calidad

La calidad se entiende como la voluntad de servir a los clientes, brindándoles un trato excelente y ofreciéndoles los productos y servicios más adecuados a sus necesidades.

Confianza

La confianza es la suma de honestidad, profesionalidad y cercanía. Hay que cultivarla. Con empatía. Dialogando. Siendo cercanos, accesibles. Con un servicio y una atención de máxima calidad. Más de cinco millones de clientes confían en nosotros. Un orgullo y un reto que nos reafirma en nuestros principios de actuación.

Compromiso social

Más que un valor corporativo, el compromiso social es una herencia genética: es nuestro origen, nuestra esencia fundacional. Acumulamos más de un siglo de experiencia ayudando a las personas a preparar su jubilación y proteger su bienestar desde que la entonces llamada Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros emitió la primera libreta de pensiones. Esta herencia nos distingue, nos une y nos hace únicos. Subraya nuestra manera de entender el negocio asegurador y bancario, y de querer contribuir al desarrollo de una sociedad más justa, con igualdad de oportunidades.